AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Acerca de la artritis y otras enfermedades reumáticas

¿Cuál es la diferencia entre artritis y otras enfermedades reumáticas?

La artritis, que en sí misma abarca un grupo de más de 100 enfermedades diferentes, es una categoría de enfermedades reumáticas. Las enfermedades reumáticas pueden causar dolor, rigidez e inflamación de las articulaciones y otras estructuras corporales de soporte, tales como músculos, tendones, ligamentos y huesos. Sin embargo, las enfermedades reumáticas pueden afectar otras áreas del cuerpo, incluidos los órganos internos. Algunas enfermedades reumáticas involucran tejidos conectivos (denominadas enfermedades del tejido conectivo), si bien otras pueden ser causadas por un trastorno autoinmune, lo cual significa que el sistema inmunológico del cuerpo ataca a sus propias células y tejidos sanos.

¿Quién trata la artritis y otras enfermedades reumáticas?

Su médico u otros especialistas médicos o proveedores de atención médica pueden tratar la artritis y demás enfermedades reumáticas. En el tratamiento pueden estar involucrados varios médicos de distintas especialidades al mismo tiempo. Este enfoque de equipo multidisciplinario es particularmente importante para atender los síntomas de una enfermedad reumática, especialmente debido a que muchos síntomas son crónicos y su gravedad varía con el tiempo.

Foto de mujer mayor siendo examinada por un médico

Algunos de los profesionales médicos involucrados comúnmente en el tratamiento de la artritis y otras enfermedades reumáticas pueden incluir los siguientes:

  • Médico de atención primaria. Un médico de atención primaria es aquel que posee una formación especializada en medicina interna general, medicina familiar y otras áreas de atención primaria. Los médicos de atención primaria son aquellos que brindan a los pacientes cualquiera de los siguientes servicios:

    • Atención médica de rutina (incluidos los exámenes físicos y vacunas anuales).

    • Tratamiento para trastornos médicos agudos.

    • Atención inicial para trastornos que pueden empeorar o son crónicos por naturaleza.

    Si bien su médico de atención primaria puede tratar o diagnosticar su enfermedad, también puede derivarlo a un especialista.

  • Reumatólogo. Un reumatólogo es un médico que se especializa en el tratamiento de la artritis y otras enfermedades reumáticas que pueden afectar las articulaciones, músculos, huesos, piel y otros tejidos. La mayoría de los reumatólogos posee una base de medicina interna o pediatría, y han recibido capacitación adicional en el área de reumatología. Los reumatólogos están especialmente capacitados para identificar muchos tipos de enfermedades reumáticas en sus etapas iniciales, incluida la artritis, muchos tipos de enfermedades autoinmunes, dolor musculoesquelético, trastornos del sistema musculoesquelético y osteoporosis. Además de los cuatro años de la carrera de medicina y tres años de formación especializada en medicina interna o pediatría, un reumatólogo posee dos o tres años adicionales de formación especializada en el área de reumatología. Un reumatólogo también puede contar con la certificación de la Junta Estadounidense de Medicina Interna (American Board of Internal Medicine).

  • Cirujano ortopédico. El médico que se especializa en cirugía ortopédica se denomina cirujano ortopédico o, en ocasiones, simplemente ortopedista. Los ortopedistas reciben formación para trabajar con el sistema musculoesquelético, lo que incluye (entre otros) el diagnóstico de una afección o trastorno, la identificación y tratamiento de una lesión, la rehabilitación de un área o función afectada, y el establecimiento de un protocolo de prevención para inhibir un mayor daño en el área o componente afectado del sistema musculoesquelético.

    El ortopedista puede haber completado hasta 14 años de educación formal. Después de obtener la certificación para ejercer la medicina, el cirujano ortopédico puede obtener la certificación de la junta mediante la aprobación de exámenes orales y escritos administrados por la Junta Estadounidense de Cirugía Ortopédica (American Board of Orthopaedic Surgery).

    Numerosos cirujanos ortopédicos eligen ejercer en el área de ortopedia general, si bien otros se especializan en ciertas áreas del cuerpo (por ejemplo, pies, manos, hombros, columna, cadera o rodillas) o en un área especializada de la atención ortopédica (por ejemplo, medicina deportiva o traumatología). Algunos ortopedistas pueden especializarse en varias áreas y colaborar con otros especialistas, tales como neurocirujanos, reumatólogos o fisiatras, en la atención de los pacientes.

  • Fisioterapeuta. La fisioterapia es la profesión médica que se concentra en los sistemas neuromuscular, musculoesquelético y cardiopulmonar del cuerpo humano, ya que estos sistemas se relacionan con el movimiento y la función humanos.

    Los fisioterapeutas son miembros muy importantes del equipo de atención médica. Ellos evalúan y brindan tratamiento para las personas con problemas de salud derivados de lesiones, enfermedades o el esfuerzo excesivo de músculos o tendones.

    Los fisioterapeutas poseen formación universitaria en fisioterapia y muchos poseen nivel de maestría. Para ejercer, todos los graduados deben obtener la autorización del estado mediante la aprobación de un examen de certificación nacional.

    Los fisioterapeutas pueden ejercer en diferentes entornos, que incluyen los siguientes:

    • Hospitales

    • Centros de rehabilitación

    • Agencias de salud en el hogar

    • Escuelas

    • Establecimientos deportivos

    • Centros de salud comunitarios

    • Consultorios privados

    En relación con la artritis y otras enfermedades reumáticas, los fisioterapeutas brindan capacitación integral que incluye, entre otros aspectos, lo siguiente:

    • Movilidad funcional

    • Equilibro y ejercicios para volver a caminar

    • Movilización de tejido blando

    • Formación sobre mecánica corporal

    • Yesos y férulas

    • Seguridad y manejo de sillas de rueda

    • Reentrenamiento neuromuscular

    • Programación de ejercicios

    • Formación y entrenamiento familiar

    • Asistencia en el alivio y control del dolor

    • Instrucción para una ambulación segura

  • Terapeuta ocupacional. La terapia ocupacional es una profesión médica que emplea la ocupación, o una actividad con un propósito, para ayudar a las personas con impedimentos físicos, del desarrollo o emocionales a llevar vidas independientes, productivas y satisfactorias.

    Un terapeuta ocupacional a menudo coordina lo siguiente en la atención de la persona con una afección debilitante, tal como una afección ortopédica:

    • Evaluación de niños y adultos con problemas de desarrollo o neuromusculares a fin de planificar actividades de tratamiento que los ayudarán a crecer mentalmente, socialmente y físicamente.

    • Asistencia a niños y adultos en el aprendizaje de cómo realizar tareas cotidianas.

    • Tratamiento grupal o individual para ayudar a niños y adultos de un centro de salud mental a aprender a lidiar con las actividades cotidianas.

    • Recomendación de cambios en la disposición y diseño del hogar o la escuela para permitir un mejor acceso y movilidad a niños y adultos con lesiones o impedimentos.

    Los terapeutas ocupacionales trabajan en distintos entornos, que incluyen los siguientes:

    • Hospitales

    • Centros de rehabilitación

    • Escuelas

    • Agencias de cuidados médicos en el hogar

    • Consultorios privados

    • Agencias gubernamentales

  • Podólogo. Un podólogo se especializa en el cuidado de los pies y está autorizado para recetar medicamentos y realizar cirugías. Por ejemplo, las personas que padecen artritis en los pies pueden consultar a un podólogo para obtener calzado especial.

  • Enfermeros. Los enfermeros especializados en la atención de enfermedades reumáticas pueden asistir al médico con la atención. Además, estos enfermeros pueden ayudarlo a obtener información sobre su plan de tratamiento y responder muchas de sus preguntas.

¿A quiénes afecta la artritis y otras enfermedades reumáticas?

La artritis y las enfermedades reumáticas pueden afectar a cualquier persona, de cualquier edad y de cualquier raza. Sin embargo, ciertas enfermedades son más comunes en ciertos grupos, como los siguientes:

  • La osteoartritis es más común entre las personas mayores.

  • El 70 % de las personas con artritis reumatoide son mujeres.

  • La fibromialgia afecta al 2 % de la población de los EE. UU.

  • La gota es más común en los hombres.

  • La esclerodermia es más común en las mujeres.

  • El lupus afecta a las mujeres alrededor de 8 a 10 veces más que a los hombres.

  • La espondilitis anquilosante es más común en los hombres.

¿Cuál es la causa de la artritis y otras enfermedades reumáticas?

La causa de la mayoría de las enfermedades reumáticas sigue siendo desconocida y, en muchas casos, varía según el tipo de enfermedad reumática presente. Sin embargo, los investigadores consideran que algunos de los siguientes factores, o todos ellos, pueden influir en el desarrollo o empeoramiento de uno o más tipos de enfermedades reumáticas:

  • Genética y antecedentes familiares (por ejemplo, debilidad heredada de los cartílagos).

  • Elecciones de estilo de vida (tal como tener sobrepeso).

  • Traumatismos.

  • Infecciones.

  • Trastornos neurogénicos.

  • Alteraciones metabólicas.

  • Desgaste y esfuerzo excesivo de las articulaciones.

  • Desencadenantes ambientales.

  • Influencia de ciertas hormonas en el cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas de la artritis y otras enfermedades reumáticas?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la artritis y otras enfermedades reumáticas. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de diferente manera, y los diferentes tipos de enfermedades reumáticas presentan distintos síntomas. En general, los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dolor en las articulaciones.

  • Inflamación de las articulaciones.

  • Rigidez de las articulaciones durante al menos una hora por la mañana temprano.

  • Dolor o sensibilidad crónica en las articulaciones.

  • Calor y enrojecimiento en el área de las articulaciones.

  • Movimiento limitado en las articulaciones afectadas.

  • Fatiga.

Los síntomas de la artritis y otras enfermedades reumáticas pueden ser similares a los de otras afecciones y problemas. Siempre consulte con su médico para obtener un diagnóstico.

Quick Find