AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Infecciones Meningocócicas

¿Qué son las infecciones meningocócicas?

Las infecciones meningocócicas están causadas por un grupo de bacterias llamadas Neisseria meningitidis. Las formas más comunes de infecciones meningocócicas incluyen la meningitis (infección de las membranas que circundan el cerebro y la médula espinal) e infecciones del torrente sanguíneo. Las infecciones meningocócicas no suelen ser frecuentes, pero sí potencialmente fatales.

  • Los Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas calcula que anualmente se desarrollan 2.800 casos de enfermedad meningocócica invasiva en EE.UU.

  • Las enfermedades meningocócicas suelen presentarse con mayor frecuencia a fines del invierno y comienzo de la primavera.

  • Si bien las enfermedades meningocócicas son más comunes en niños, también pueden presentarse en adolescentes y adultos.

¿Cómo se transmiten las infecciones meningocócicas?

La bacteria Neisseria meningitidis se disemina mediante el contacto cercano con personas infectadas. Se pueden inhalar partículas que quedan en el aire cuando una persona infectada estornuda o al mantener una conversación cercana con ella y así contraer la infección. Muchas personas que adquieren la bacteria en la nariz o la garganta nunca llegan a desarrollar los síntomas. En pocas ocasiones, las bacterias evolucionan rápidamente y causan enfermedades graves tanto en niños como en adultos.

¿Cuáles son los síntomas de las infecciones meningocócicas?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de las infecciones meningocócicas. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • meningitis meningocócica  -  infección de las membranas que circundan el cerebro y la médula espinal.

    • en niños con más de 1 año de edad, los síntomas pueden incluir:

      • dolor en el cuello y, o la espalda

      • dolores de cabeza

      • náuseas y vómitos

      • rigidez del cuello

    • en lactantes, los síntomas no se detectan fácilmente y pueden incluir:

      • irritabilidad

      • bebés que duermen todo el tiempo

      • rechazo al biberón

      • llanto al levantarlo o sostenerlo en brazos

      • llanto inconsolable

      • fontanela abultada (punto blando en la cabeza del lactante)

      • cambios de la conducta

  • meningococemia (infección en el torrente sanguíneo)  -  la meningococemia es una enfermedad que puede hacer peligrar la vida. Los síntomas pueden presentarse de manera abrupta y evolucionar con rapidez. Generalmente, la intervención y el tratamiento deben llevarse a cabo de inmediato. Casi el 20 por ciento de los niños que desarrollan meningococemia no sobreviven.

    Si bien cada niño puede experimentar los síntomas de forma diferente, a continuación se enumeran los síntomas más comunes de la meningococemia:

    • fiebre

    • escalofríos

    • dolor de garganta

    • dolores de cabeza

    • dolor muscular y de las articulaciones

    • malestar general

    • agotamiento y cansancio

    • erupción, que puede presentarse de la siguiente manera:

      • manchas pequeñas, rojas elevadas o planas y delgadas

      • evolución de la erupción a zonas rojas más grandes o lesiones purpúreas (de aspecto similar a moretones grandes)

    En caso de evolución rápida de la infección por meningococemia, los síntomas pueden incluir:

    • presión arterial baja

    • cantidad de orina muy escasa

    • problemas en la coagulación sanguínea que pueden ocasionar hemorragia interna y externa

    • shock infeccioso (un trastorno grave caracterizado por la caída de la presión arterial y la disminución del flujo sanguíneo a órganos importantes tales como riñones, hígado y cerebro).

Los síntomas de la meningitis meningocócica y la meningococemia pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican la meningitis meningocócica y la meningococemia?

Además del examen físico y los antecedentes médicos completos, los procedimientos para el diagnóstico de la meningitis meningocócica y la meningococemia pueden incluir:

  • punción lumbar (punción raquídea)  -  se coloca una aguja especial en la parte baja de la espalda, en el interior del conducto raquídeo (la región que circunda la médula espinal). Por medio de este procedimiento se puede medir la presión que existe en el canal raquídeo y en el cerebro. También permite extraer una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo (LCR) y enviarla al laboratorio para comprobar si existe una infección o algún otro tipo de problema. El LCR es el líquido que recubre el cerebro y la médula espinal de su hijo.

  • cultivos de sangre

  • cultivo de lesiones en la piel o erupción

  • análisis de sangre adicionales (para evaluar los tiempos de hemorragia y recuentos de glóbulos)

Tratamiento para infecciones meningocócicas

El tratamiento específico para las infecciones meningocócicas será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • la gravedad de la enfermedad

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • las expectativas para la evolución de la enfermedad

  • su opinión o preferencia

Las infecciones meningocócicas deben tratarse de manera inmediata. Los antibióticos (por ejemplo, la penicilina) son el tratamiento más frecuente. Si un niño tiene alergia severa a la penicilina, debe utilizarse otro antibiótico para tratar la infección. Una terapia eficaz suele incluir cinco a siete días de antibióticos. Es posible que el niño con meningitis meningocócica o meningococemia deba permanecer internado en un hospital o en una unidad de cuidados intensivos (UCI) para su estricto control.

Existen otros cuidados de apoyo a las infecciones meningocócicas cuya finalidad es el tratamiento de los síntomas presentes. Es posible que un niño con infección severa requiera de la ayuda de oxígeno adicional o un respirador mecánico para respirar. Posiblemente deban realizársele transfusiones de sangre al niño si desarrolla hemorragia severa.

Prevención de las infecciones meningocócicas

Hay una nueva vacuna meningocócica (MCV4) que los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) actualmente recomiendan para los adolescentes de entre 11 y 12 años, que debe repetirse a los 15 años o al ingresar a la escuela secundaria, lo que suceda primero. Otros que pueden requerir la inmunización incluyen el siguiente si son 11 o más años de la edad:

  • los niños asplénicos (niños que no tienen bazo)

  • los estudiantes universitarios (la Asociación para la Salud de los Estudiantes Universitarios [American College Health Association] recomienda la vacunación de estudiantes universitarios).

  • los reclutas militares

  • las personas que tengan que viajar a países donde la incidencia de la meningitis meningocócica es más alta (zonas de áfrica)

  • miembros de la familia o los que están en contacto con las personas con meningitis

Un niño hospitalizado debe mantenerse aislado durante las 24 horas posteriores a la administración de los antibióticos. Es posible que deban administrarse antibióticos a los integrantes de la familia o a las personas que hayan estado en contacto cercano con un niño con enfermedad meningocócica. Si tiene dudas sobre la exposición, consulte al médico de su hijo. Si hubo exposición a la bacteria, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan realizar tratamiento en caso de los siguientes contactos:

  • contacto hogareño, especialmente en caso de niños pequeños

  • contactos en guarderías o centros de cuidados de niños, durante los siete días previos

  • exposición directa a las secreciones del niño infectado a través de besos, uso compartido del cepillo de dientes o utensilios de comida

  • personas que duermen frecuentemente en el mismo lugar que el niño infectado

Los casos de enfermedad meningocócica deben informarse al departamento de salud pública de su área. Allí encontrará información para usted y su familia, al igual que para el público en general.

Quick Find