AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Cólico

¿Qué es el cólico?

El cólico es un problema que afecta a algunos bebés durante los tres o cuatro primeros meses de vida. Se define como la "regla del tres". Llora al menos 3 horas por día, más de 3 días a la semana y durante 3 semanas o más.  Puede ser muy estresante y frustrante para los padres.  Los cólicos generalmente comienzan repentinamente, y se caracterizan por un llanto fuerte y mayormente constante.

¿Qué causa el cólico?

Los médicos no saben exactamente qué causa el cólico. Hay varias teorías acerca de por qué puede o no producirse el cólico, incluyendo las siguientes:

  • Ajustamiento mutuo
    Una teoría acerca de los cólicos se relaciona con los ajustes que tienen que hacer tanto los padres como el recién nacido. Hasta que los bebés aprenden a hablar, una forma de comunicarse con los adultos es mediante el llanto. Los padres tienen que aprender a interpretar las razones por las que su bebé llora, y saber qué hacer para contentarlo. ¿Tiene hambre el bebé? ¿Está mojado? ¿Tiene frío? ¿Tiene calor? ¿Está cansado? ¿Aburrido? Un bebé llorará por estas razones, así como también por otros problemas, y los padres deben tratar de determinar qué está causando la tensión del bebé, a menudo adivinando. Los padres primerizos, especialmente, pueden tener problemas para interpretar las señales de su bebé y responder adecuadamente. El bebé puede continuar llorando simplemente porque no se han satisfecho sus necesidades.

  • Temperamento y ajuste al mundo
    Los recién nacidos también tienen que ajustarse al mundo en el que van a vivir. No todos los bebés tienen el mismo temperamento. Algunos se ajustan a las luces, ruidos fuertes y demás estímulos que los rodean sin ningún problema, mientras que otros no pueden adaptarse tan fácilmente. Al igual que los adultos, algunos bebés tienen muy buena disposición, y otros son impacientes. El llanto puede ser una forma en la que el bebé desahoga sus sentimientos a medida que se va ajustando al mundo.

    Se ha observado que los bebés lloran durante un período de tiempo específico cada día, a medida que se van acostumbrando al mundo, y a medida que sus padres van aprendiendo a interpretar sus necesidades.

  • Sensibilidad excesiva al gas
    Otra razón posible del llanto excesivo en los bebés podría deberse a una sensibilidad excesiva al gas del intestino. Los médicos no creen que los bebés que tienen cólico produzcan más gas que otros, sino simplemente que la cantidad normal de gas que se produce cuando se digieren los alimentos es molesta para algunos bebés. Si un bebé que tiene cólico parece producir más gas que otros bebés, esto probablemente se deba a que traga más aire por llorar durante períodos de tiempo prolongados.

  • Alergia a la leche
    Las alergias a la leche pueden causar dolor abdominal, pero normalmente producen diarrea también. Un bebé que no puede tolerar la leche de vaca y responde a un cambio de fórmula puede tener alergia a la leche.

¿Cuáles son los síntomas del cólico?

Un niño que por lo demás está bien, pero que llora o está nervioso varias horas al día, especialmente de 6 de la tarde a 10 de la noche, sin ninguna razón aparente, puede tener cólico. También, los bebés que tienen cólico pueden eructar frecuentemente o producir mucho gas, pero se cree que esto es debido a que traga aire al llorar, y no es una causa del cólico. La cara se les enrojece.  El abdomen se les pone tenso, y encojen las piernas hacia él. Los puños de las manos permanecen cerrados y los pies suelen estar fríos.

Los síntomas del cólico pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su niño para el diagnóstico.

¿Quiénes están a riesgo de sufrir cólico?

Los bebés sub o sobrealimentados pueden ser más susceptibles a los cólicos. Aquéllos alérgicos a la leche de fórmula o algo que coma la madre (si son amamantados) son propensos a tener síntomas de cólicos. Los bebés de 0 a 3 meses que comienzan a consumir cereales u otros alimentos ricos en hidratos de carbono también son más propensos a tener cólicos como consecuencia de una fermentación excesiva. Por último, un entorno de inestabilidad emocional puede contribuir a los síntomas de los cólicos en un bebé.

¿Por qué es una preocupación el cólico?

El cólico puede ser preocupante debido a:

  • Es frustrante y estresante para los padres.

  • Los padres y el bebé pierden sueño.

  • El bebé puede ser alimentado en exceso en un intento de detener el llanto.

Los bebés que tienen cólico normalmente crecen y aumentan de peso adecuadamente, a pesar de estar nerviosos o irritables, tener gases y perder sueño.

¿Cómo se diagnostica o evalúa el cólico?

Un médico examinará a su hijo y obtendrá sus antecedentes médicos completos. Se le haran preguntas acerca del llanto, cuanto dura y con que frecuencia su niño llora, si usted ha notado que algo produce el llanto y cuales medidas de alivio son provechosas, si las hay. Pueden realizarse exámenes de sangre, rayos X u otros exámenes de imagen para determinar si hay otros problemas.

¿Cuándo debemos ponernos en contacto con un médico?

Antes de asumir que su hijo tiene cólico, debe buscar otras señales de enfermedad. éstos pueden incluir, pero no se limitan a, los siguientes:

  • No succionar o tomar bien el biberón.

  • Beber menos leche de lo normal.

  • Vómitos.

  • Diarrea.

  • Volverse más irritable cuando se le agarra o toca.

  • Un llanto de sonido extraño.

  • Cambio en la frecuencia respiratoria o esfuerzo.

  • Estar más soñoliento o perezoso de lo normal.

Llame al médico de su hijo si usted observa cualquiera de estos síntomas, o si su bebé está llorando excesivamente. El médico de su hijo examinará a su bebé para asegurarse de que no haya otros problemas que pudieran estar causando síntomas similares a los del cólico.

Cómo combatir el cólico

Aprender a interpretar el llanto de su bebé puede ayudarle a combatir el cólico. Toma algún tiempo que los padres y los bebés se acostumbren uno al otro. Recuerde, los bebés llorarán durante un período de tiempo determinado cada día bajo circunstancias normales.

Otras sugerencias incluyen las siguientes:

  • Asegúrese de que su bebé no tenga hambre, pero no lo fuerce a alimentarse si no está interesado en el biberón o en el seno.

  • Cambie de posición a su bebé. Siéntele si estaba acostado. Permita que su bebé mire hacia delante si estaba sosteniéndole de cara a su pecho. A los bebés les gusta tener diferentes vistas del mundo.

  • Déle a su bebé objetos interesantes para que los mire, de diferentes colores, formas, texturas y tamaños. Háblele a su bebé. Cántele suavemente a su bebé.

  • Mezca a su bebé.

  • Pasee a su bebé.

  • Coloque a su bebé en un mecedor infantil que se mueva lentamente.

  • Acueste a su bebé boca abajo sobre su regazo o en la cama, y frótele la espalda. Nunca deje solo a su bebé en la cama, sofá u otro tipo de superficie blanda.

  • Vaya a dar un paseo con su bebé en el carro. El movimiento del carro a menudo tranquiliza a los bebés.

  • Trate de utilizar algo en la habitación de su hijo que haga un sonido repetitivo, como un reloj de cuerda o un cassette del latido cardiaco.

  • Agarre a su bebé en brazos y abrácelo. Los bebés no se malcrían por recibir demasiada atención. Sin embargo, pueden tener problemas más adelante en su vida si se les ignora y no se satisfacen sus necesidades cuando son bebés.

  • Permita que un miembro adulto de la familia o amigo (o una niñera responsable) cuide de su bebé de vez en cuando para que usted pueda tomar un descanso. Cuidarse a sí mismo y disminuir el nivel de tensión también puede también ayudar a su bebé.

¿Cuáles son las perspectivas a largo plazo para un niño que tiene cólico?

Los síntomas del cólico normalmente se solucionan cuando el bebé tiene aproximadamente 4 meses de edad. Consulte al médico de su hijo para obtener más información.

Quick Find