AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Hepatitis Inducida por Medicamentos

¿Qué es la hepatitis inducida por medicamentos?

La hepatitis es la inflamación del hígado, que resulta en el daño y destrucción de las células del hígado. La hepatitis inducida por medicamentos es una enfermedad poco frecuente causada por la exposición tóxica a determinados medicamentos, vitaminas, remedios de origen herbal o suplementos vitamínicos. Por lo general, la toxicidad se manifiesta varios meses después de ingerir el agente causante o bien, puede producirse por una sobredosis de algún medicamento, como el acetaminofén (acetaminofeno). Por lo general, en estos casos en que se sospecha la posibilidad de hepatitis, se interrumpe la administración del agente, en muy pocas ocasiones se vuelve a administrar y sólo si absolutamente esencial para el tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis inducida por medicamentos?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la hepatitis inducida por medicamentos. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Fiebre.

  • Erupción de color rojo en la piel que produce comezón.

  • Dolor en las articulaciones.

  • Músculos doloridos.

  • Síntomas similares a los de la gripa.

  • Náusea.

  • Vómito.

  • Disminución del apetito.

  • Músculos doloridos.

  • Ictericia: color amarillo de la piel y de los ojos.

Los síntomas de la hepatitis inducida por medicamentos pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la hepatitis inducida por medicamentos?

Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para el diagnóstico de la hepatitis inducida por medicamentos pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de sangre específicos, tales como:

    • Exámenes de la función del hígado.

    • Recuento de glóbulos rojos.

    • Tiempos de sangrado.

    • Exámenes de electrólitos.

    • Exámenes de otras sustancias químicas del organismo.

    • Exámenes de control de ciertos medicamentos.

  • Ecografía (También llamada sonografía.)  -  técnica de diagnóstico de imágenes que usa ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos. Las ecografías se usan para visualizar los órganos internos del abdomen como hígado, bazo y riñones, y para evaluar el flujo sanguíneo a través de varios vasos.

  • Biopsia del hígado  -  procedimiento en el que se toman muestras de tejido del hígado (con aguja o durante una operación) para examinarlas con un microscopio.

Tratamiento de la hepatitis inducida por medicamentos:

El tratamiento específico de la hepatitis inducida por medicamentos será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la enfermedad.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El objetivo del tratamiento de la hepatitis inducida por medicamentos es interrumpir la administración del agente causante del trastorno y monitorear estrechamente el hígado a medida que se recupera. Ciertos medicamentos pueden causar un leve incremento en las enzimas hepáticas sin presentar síntoma alguno. Es posible que no resulte necesario dejar de tomar estos medicamentos. Siempre consulte a su médico. Si luego de sospecharse la posibilidad de una hepatitis inducida por medicamentos, ésta se confirma, será necesario que la persona se someta a una serie de exámenes de sangre y que consulte posiblemente a un especialista en hígado. Su médico informará acerca de los resultados a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (US Food and Drug Administration, su sigla en inglés es FDA) y al fabricante del producto farmacéutico.

Quick Find