AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Cortes y las Heridas de la Cara

Al jugar, trepar o practicar deportes, los niños pueden sufrir cortes, heridas y laceraciones en la cara. La mayoría de estas lesiones se puede tratar en el hogar por medio de medidas sencillas de primeros auxilios.

Primeros auxilios para cortes y heridas superficiales:

  • Tranquilice a su hijo y hágale saber que usted puede ayudarle.

  • Aplique presión durante algunos minutos con un paño o un vendaje limpio para detener la hemorragia.

  • Lávese bien las manos.

  • Proteja los ojos del jabón o antiséptico que deba aplicar en la herida.

  • Lave bien la zona del corte con agua y jabón, pero no frote la herida. Quite toda partícula sucia de la zona y deje que el agua del grifo corra sobre ella durante varios minutos. Un corte o rasguño sucio que no se limpia correctamente puede provocar la formación de cicatrices.

  • Aplique una loción o crema antiséptica.

  • Coloque una almohadilla de gasa o venda adhesiva para cubrir el área. Cambie el apósito con frecuencia.

  • Revise la zona a diario y manténgala limpia y seca.

  • No sople la superficie afectada por la abrasión, ya que puede propiciar el desarrollo de gérmenes.

  • Los moretones, las ampollas y las zonas inflamadas causadas por traumatismos pueden tratarse colocando una bolsa fría o de hielo cada una o dos horas durante 10 ó 15 minutos, las primeras 24 horas.

  • Aplique un protector solar sobre los cortes y las heridas que se hayan curado para evitar la formación de cicatrices. Se recomienda un factor de protección solar (su sigla en inglés es SPF) de 15 como mínimo.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

El médico de su hijo determinará si los cortes y las heridas de la cara requieren más que un tratamiento menor en el hogar. En general, debe llamar al médico de su hijo si los cortes y las heridas de la cara presentan las siguientes características:

  • sangran mucho y la hemorragia no se detiene después de transcurridos 5 a 10 minutos de presión directa. Si la hemorragia es profusa, aplique presión durante 5 a 10 minutos sin detenerse para observar el corte. Si el paño se empapa en sangre, coloque un nuevo paño sobre el anterior. No retire el primer paño.

  • se producen en los párpados o afectan a los ojos. Las lesiones en la zona de los ojos deben ser evaluadas por un médico.

  • son profundas o mayores de 1,3 cm (1/2 pulgada).

  • han sido causadas por un objeto punzante, sucio u oxidado.

  • tienen suciedad, piedras o grava incrustada.

  • tienen bordes irregulares o separados.

  • han sido causadas por la mordedura de un animal o una persona.

  • si provocan demasiado dolor o si sospecha que puede existir una fractura, una lesión ósea o una lesión en la cabeza.

  • muestran signos de infección, como aumento de la temperatura, enrojecimiento, hinchazón o secreciones.

También llame al médico si:

  • su hijo no ha sido vacunado contra el tétanos durante los últimos cinco años o si no está seguro del tiempo transcurrido desde que su hijo recibió la última vacuna contra el tétanos.

  • está preocupado por la herida o tiene dudas.

Cómo prevenir las lesiones en la cara

A continuación se enumeran algunas pautas para prevenir lesiones en la cara de los niños:

  • Enseñe a su hijo que no debe introducir objetos como hisopos o lápices en las orejas o en la nariz.

  • Enseñe a su hijo a no caminar ni correr con un objeto en la boca.

  • Enséñele a no succionar ni masticar objetos duros, filosos o puntiagudos.

  • Enseñe a su hijo que debe utilizar protectores para los ojos, los oídos y la cara al practicar deportes que puedan provocar lesiones.

Quick Find