AriaHealth.com

1-877-808-ARIA
< Go Back

Deficiencia de la Hormona del Crecimiento

¿Qué es la deficiencia de la hormona del crecimiento?

La deficiencia de la hormona del crecimiento, como su nombre lo indica, es la ausencia o la deficiencia de la hormona del crecimiento producida por la glándula pituitaria para estimular el crecimiento corporal. Este trastorno puede ocurrir durante la infancia o más adelante en la niñez. Sin tratamiento, la mayoría de los niños con deficiencia de la hormona del crecimiento no alcanzarán una altura de 1,52 m (5 pies).

¿Cuál es la causa de la deficiencia de la hormona del crecimiento?

Las hormonas del crecimiento son producidas por la glándula pituitaria, la cual está unida al hipotálamo (parte del cerebro que afecta la glándula pituitaria) ubicado en la base del cerebro. La glándula pituitaria, a veces llamada glándula maestra del sistema endocrino, controla las funciones de las demás glándulas endocrinas mediante la secreción de ciertas hormonas y produce la hormona del crecimiento humana. La malformación o el daño de la glándula pituitaria o el hipotálamo origina la deficiencia de la hormona del crecimiento. El daño a la glándula pituitaria o al hipotálamo puede producirse como resultado de una formación anormal de estos órganos antes del nacimiento del niño (congénita o presente al nacer) o bien, como resultado de un daño ocasionado durante o después del año de vida (adquirido).

Se ha descubierto que la deficiencia de la hormona del crecimiento puede también ser parte de un síndrome genético. Sin embargo, en ciertos casos, se desconoce la causa de la deficiencia de la hormona del crecimiento (idiopático).

¿Cuáles son los síntomas de la deficiencia de la hormona del crecimiento?

El síntoma principal de la deficiencia de la hormona del crecimiento es un notable crecimiento lento (menos de cinco centímetros por año), a pesar de que se mantienen proporciones corporales normales. Además, el niño que padece deficiencia de la hormona del crecimiento puede presentar:

  • Un rostro inmaduro, es decir, de aspecto mucho más joven que el de sus pares.

  • Una contextura física rellena.

Es importante señalar que la deficiencia de la hormona del crecimiento no afecta la inteligencia y que cada niño experimenta los síntomas de manera diferente. Los síntomas de la deficiencia de la hormona del crecimiento pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la deficiencia de la hormona del crecimiento?

Antes de poder diagnosticar la deficiencia de la hormona del crecimiento, es posible que el médico de su hijo deba, en primer lugar, descartar otros trastornos, incluyendo estatura baja (debida a factores hereditarios) y la deficiencia de la hormona tiroidea. Además del examen y el historial médico completo, los procedimientos para diagnosticar la deficiencia de la hormona del crecimiento pueden incluir:

  • Monitorización del crecimiento del niño durante un período de tiempo.

  • Una revisión del embarazo de la madre, el trabajo de parto y el alumbramiento.

  • Radiografías de huesos (mano y muñeca) - energía electromagnética utilizada para producir en una placa imágenes de los huesos y órganos internos (para determinar la madurez ósea y el potencial de crecimiento).

  • Prueba IGF-1 (o somatomedina) - se produce cuando la hormona del crecimiento estimula el hígado y otros tejidos.

  • Escáner de la glándula pituitaria (para detectar anomalías).

  • Estimulación artificial de la secreción de la hormona del crecimiento luego de medir la liberación de la hormona del crecimiento durante un período de tiempo.

  • Medición de la hormona del crecimiento presente en la sangre durante una noche de internación en el hospital (dos tercios de la producción de la hormona del crecimiento se produce durante el sueño profundo).

Tratamiento de la deficiencia de la hormona del crecimiento

El médico de su hijo determinará un tratamiento específico para la deficiencia de la hormona del crecimiento basándose en:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historial médico.

  • Qué tan avanzada está la condición.

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Las expectativas para la trayectoria de la condición.

  • Su opinión o preferencia.

Una vez diagnosticada la deficiencia de la hormona del crecimiento, el tratamiento para el trastorno incluye inyecciones de hormona del crecimiento en forma regular (algunos niños reciben inyecciones diarias, mientras que otros varias veces por semana). Generalmente, el tratamiento dura varios años, aunque los resultados a menudo se pueden ver a los tres o cuatro meses del inicio de las inyecciones. Cuanto antes se inicie el tratamiento de la deficiencia de la hormona del crecimiento, mayores posibilidades tendrá el niño de alcanzar una estatura adulta normal o casi normal. Sin embargo, no todos los niños responden bien al tratamiento de la hormona del crecimiento.

La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) determina que la terapia con la hormona del crecimiento es médica y éticamente aceptable para niños:

  • Que tienen deficiencia clásica de la hormona del crecimiento.

  • Que están a la espera de un trasplante de riñón por insuficiencia renal crónica.

  • Que padecen síndrome de Turner (mujeres).

  • Cuya estatura extremadamente baja les impida desarrollar sus actividades cotidianas y en condiciones para las cuales se haya comprobado la eficacia de la terapia de la hormona del crecimiento.

¿Qué tan seguro es el tratamiento de la hormona del crecimiento?

Si bien existen varios efectos colaterales potenciales, en la opinión general de los expertos, el tratamiento con hormona del crecimiento humana es seguro y eficaz. Hasta la década del 80, la única forma de obtener hormona del crecimiento humana era tomándola de las glándulas pituitarias de personas fallecidas, lo cual representaba grandes posibilidades de transmisión de enfermedades humanas provenientes de la hormona de crecimiento. En 1985, la Administración de Alimentos y Drogas (Food and Drug Administration, FDA) de EE.UU. aprobó una hormona de crecimiento biosintética mediante la cual se eliminó el riesgo de transmisión de enfermedades y se creó una fuente inagotable de hormonas de crecimiento. Consulte al médico de su hijo para obtener más información.

Quick Find