AriaHealth.com

1-877-808-ARIA
< Go Back

Tiña Versicolor

¿Qué es la tiña versicolor?

La tiña versicolor es una infección cutánea micótica frecuente caracterizada por la presencia de placas más claras u oscuras que el resto de la piel. Las placas suelen aparecer en el pecho o en la espalda e impiden que toda la piel se broncee por igual. Si bien es más frecuente en la adolescencia y a principios de la edad adulta, puede presentarse en cualquier época de la vida.

¿Cuáles son los síntomas de la tiña versicolor?

El único síntoma de la tiña versicolor suele ser la aparición de placas de color blanco o marrón claro. Las placas pueden presentar una descamación leve, pero rara vez pican o duelen. Otras características comunes de esta erupción de la piel pueden incluir las siguientes:

  • Placas blancas, rosadas o marrones.

  • Infección de las capas superficiales de la piel.

  • La afección suele aparecer en el tronco.

  • No suele afectar la cara.

  • Las placas empeoran con el calor y la humedad, o si el niño se encuentra en tratamiento con esteroides o su sistema inmunológico se encuentra debilitado.

  • Las placas se vuelven más visibles en verano.

Los síntomas de la tiña versicolor pueden parecerse a los de otras condiciones de la piel. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la tiña versicolor?

El diagnóstico de la tiña versicolor se suele establecer con el examen físico y la historia médica completa de su hijo. Las placas que causan esta condición tienen características únicas; por ese motivo, suele ser posible realizar el diagnóstico a partir del examen físico. Además, es posible que el médico de su niño recurra a la luz ultravioleta para ver las placas con mayor claridad. Asimismo, el médico de su niño puede efectuar el raspado de las lesiones para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento para la tiña versicolor

El tratamiento suele incluir la aplicación de champú para la caspa sobre la piel, según lo indique el médico de su niño. El champú se deja durante toda la noche y luego se retira por la mañana. Para que el tratamiento sea efectivo, debe repetirse varias noches. La tiña versicolor suele ser recurrente; en ese caso, es necesario repetir el tratamiento. El médico de su niño puede además indicar la aplicación de pomadas tópicas o medicamentos antimicóticos por vía oral.

También es importante saber que la mejoría de la piel es, en ocasiones, temporaria; es posible que el trastorno vuelva a aparecer. Puede ocurrir que el médico de su niño recomiende aplicar una vez al mes el champú para prevenir que la enfermedad se repita. El tratamiento no restituye el color normal a la piel de inmediato. Ese proceso sucederá naturalmente, pero puede tomar varios meses.

Quick Find