AriaHealth.com

1-877-808-ARIA
< Go Back

Infecciones del Tracto Urinario (UTI)

¿Qué son las infecciones del tracto urinario (su sigla en inglés es UTI)?

"Infecciones del tracto urinario" es un término que describe un problema de salud que se produce a causa de una infección bacteriana en el tracto urinario.

¿A quiénes afectan las infecciones del tracto urinario?

Las UTI son infrecuentes en niños menores de 3 a 5 años, pero son improbables en los varones de cualquier edad, a menos que exista una obstrucción. Son mucho más comunes en las niñas debido a que en ellas el tracto urinario es más corto. Los varones no circuncidados tienen más posibilidades que los circuncidados de desarrollar infecciones en el tracto urinario. Los niños con una obstrucción parcial o total en el tracto urinario también presentan más posibilidades de desarrollarlas.

¿Cuáles son las causas de la infección del tracto urinario?

La orina normal es estéril y contiene líquidos, sales y productos de desecho. No posee bacterias, virus ni hongos. La infección se origina cuando microorganismos, generalmente bacterias del tracto digestivo, se adhieren al orificio de la uretra, el conducto hueco que conduce la orina desde la vejiga hasta fuera del cuerpo, y comienzan a multiplicarse.

La mayoría de las infecciones son provocadas por la bacteria Escherichia coli (E. coli), que habita normalmente en el colon.

¿Cuáles son los síntomas de una UTI?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de una UTI. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

En los bebés:

  • fiebre

  • dolor abdominal

  • pesadez abdominal

  • orina con mal olor

  • crecimiento deficiente

  • pérdida de peso o dificultad para aumentar de peso

  • irritabilidad

  • vómitos

  • mala alimentación

  • diarrea

En niños mayores:

  • urgencia para orinar

  • incontinencia durante el día, la noche o ambos

  • necesidad de orinar frecuentemente

  • dolor o dificultad para orinar

  • molestias por encima del pubis

  • sangre en la orina

  • orina con mal olor

  • náuseas, vómitos o ambos

  • fiebre

  • escalofríos

  • dolor de espalda o en los costados por debajo de las costillas

  • fatiga

  • poca cantidad de orina mientras vacía la vejiga a pesar de la sensación de urgencia

Los síntomas de la UTI pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican las UTI?

El médico de su hijo puede diagnosticar la infección del tracto urinario basándose en un examen físico y en una descripción de los síntomas. Entre otros estudios, se puede realizar un análisis de orina (examen de la orina practicado en el laboratorio para detectar la presencia de varias células y productos químicos, como glóbulos rojos, glóbulos blancos, infección o exceso de proteína) y un cultivo que detectará la presencia de una infección.

Un varón con una UTI o las niñas menores de 5 ó 6 años de edad quizá requieran otros estudios de diagnóstico tales como la ecografía renal. ésta es una técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de los vasos sanguíneos, tejidos y órganos. Las ecografías se utilizan para ver el funcionamiento de los órganos internos y evaluar el flujo sanguíneo a través de diversos vasos.

También puede ser necesaria una cistouretrografía de micción (su sigla en inglés es VCUG) en algunos niños para evaluar la vejiga y la uretra y para detectar la presencia de reflujo (cuando la orina regresa a los riñones en vez de fluir por la uretra).

Tratamiento para la UTI

El tratamiento específico de la infección del tracto urinario será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • la gravedad del trastorno

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • las expectativas para la evolución del trastorno

  • su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir:

  • antibióticos

  • una almohadilla caliente o medicamentos (para aliviar el dolor)

  • aumento de la ingestión de líquidos (especialmente de agua)

El médico de su hijo puede pedirle que lleve de nuevo a su hijo al consultorio unos días después del tratamiento para efectuar otra evaluación.

Quick Find