AriaHealth.com

1-877-808-ARIA

Resonancia Magnética Nuclear (RMN) del Encéfalo y la Médula Espinal

(RMN de la columna vertebral, RMN del encéfalo)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la resonancia magnética nuclear (RMN)?

La resonancia magnética nuclear (RMN) es un procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras dentro del cuerpo.

¿Cómo funciona la RMN?

La máquina de resonancia magnética es grande y cilíndrica (con forma de tubo) y crea un fuerte campo magnético alrededor del paciente. Este campo magnético, junto con una radiofrecuencia, altera el alineamiento natural de los átomos de hidrógeno en el organismo. Luego, se utiliza una computadora para formar imágenes bidimensionales (2D) de una estructura u órgano del cuerpo en función de la actividad de los átomos de hidrógeno. Para detectar más detalles, se pueden obtener vistas transversales. La resonancia magnética no utiliza radiación, a diferencia de las radiografías o la tomografía computarizada.

Se crea un campo magnético y se envían pulsos de ondas de radio desde un escáner. Las ondas de radio golpean el núcleo de los átomos de su cuerpo, desplazándolos fuera de su posición normal. Mientras los núcleos se vuelven a alinear en la posición correcta, los núcleos envían señales de radio. Estas señales son recibidas por una computadora que las analiza y las convierte en una imagen de la parte del cuerpo que está siendo examinada. Esta imagen aparece en la pantalla del monitor. Algunas máquinas de resonancia magnética parecen túneles angostos, mientras que otras son más abiertas.

Se puede utilizar la resonancia magnética en lugar de la tomografía computarizada cuando se estudian órganos o tejidos blandos, porque con el escaneo de RMN los huesos no ocultan las imágenes de los órganos y los tejidos blandos, como lo hace la tomografía computarizada.

Los usos e indicaciones nuevos de la RMN han contribuido al desarrollo de tecnologías de resonancia magnética adicionales. La angiografía por resonancia magnética (ARM) es un procedimiento nuevo utilizado para evaluar el flujo sanguíneo a través de las arterias de una manera no invasiva (no se perfora la piel). La angiografía por resonancia magnética también puede utilizarse para detectar aneurismas intracraneales (dentro del encéfalo) y malformaciones vasculares (anomalías de los vasos sanguíneos en el encéfalo, la médula espinal u otras partes del cuerpo).

La espectroscopía por resonancia magnética (ERM) es otro procedimiento no invasivo utilizado para evaluar las anomalías químicas de ciertos tejidos del cuerpo, como el encéfalo. La espectroscopía por resonancia magnética puede utilizarse para evaluar trastornos como infección por VIH en el encéfalo, accidente cerebrovascular, lesiones en la cabeza, coma, enfermedad de Alzheimer, tumores y esclerosis múltiple.

La resonancia magnética nuclear funcional del encéfalo (RMNf) se utiliza para determinar la ubicación específica del encéfalo donde tiene lugar una determinada función, como el habla o la memoria. Aunque se conocen las zonas generales del encéfalo donde se producen estas funciones, la ubicación exacta puede variar de una persona a otra. Mientras se obtienen las imágenes por resonancia magnética funcional del encéfalo, se le solicitará que desempeñe una tarea específica, como recitar el Juramento de Lealtad. Al identificar con precisión la ubicación exacta del centro funcional del cerebro, los médicos pueden planificar la cirugía u otros tratamientos para un trastorno específico del encéfalo.

Otros procedimientos relacionados que se pueden utilizar para diagnosticar problemas de la columna vertebral y/o encéfalo incluyen radiografías de la columna vertebral, radiografías del cráneo, mielograma, arteriograma cerebral o tomografía computarizada del encéfal o. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Anatomía de la columna vertebral:

Una ilustración de la anatomía de la columna vertebral
Click Image to Enlarge

La columna vertebral, también llamada conducto vertebral o espinal, está compuesta por 33 vértebras separadas por discos esponjosos y se divide en áreas diferentes.

  • La región cervical consta de siete vértebras en el cuello.

  • La región torácica consta de 12 vértebras en la zona del pecho.

  • La región lumbar consta de cinco vértebras en la parte baja de la espalda.

  • El sacro tiene cinco pequeñas vértebras fusionadas.

  • Las cuatro vértebras coccígeas se fusionan para formar un hueso, llamado cóccix.

La médula espinal, un componente importante del sistema nervioso central, se encuentra en el conducto vertebral y se extiende desde la base del cráneo hasta la parte superior de la parte baja de la espalda. La médula espinal está rodeada por los huesos de la columna vertebral y un saco que contiene líquido cefalorraquídeo. La médula espinal conduce impulsos sensitivos y motores desde y hacia el encéfalo y controla muchos reflejos.

Anatomía del encéfalo:

El sistema nervioso central (SNC) está compuesto por el cerebro y la médula espinal. El encéfalo es un órgano importante que controla el pensamiento, la memoria, las emociones, el tacto, las destrezas motrices, la vista, la respiración, la temperatura, el apetito y todos los demás procesos que regulan nuestro cuerpo.

¿Cuáles son las diferentes partes del encéfalo?

El encéfalo se puede dividir en el cerebro, el tronco encefálico y el cerebelo:

  • cerebro
    El término cerebro (supratentorial o parte frontal) propiamente dicho se compone de dos hemisferios, el derecho y el izquierdo. Las funciones del cerebro incluyen: el inicio y la coordinación de los movimientos, la temperatura corporal, el tacto, la vista, el oído, el sentido común, el razonamiento, la resolución de problemas, las emociones y el aprendizaje.

  • tronco encefálico
    El tronco encefálico (línea media o porción media del encéfalo) está formado por el mesencéfalo, la protuberancia y el bulbo raquídeo. Las funciones de esta área incluyen: el movimiento de los ojos y de la boca, la transmisión de los mensajes sensoriales (calor, dolor, ruidos estridentes, etc.), el hambre, la respiración, la consciencia, la función cardíaca, la temperatura corporal, los movimientos musculares involuntarios, los estornudos, la tos, los vómitos y la deglución.

  • cerebelo
    El cerebelo (infratentorial o la parte posterior del encéfalo) está situado en la parte posterior de la cabeza. Su función consiste en coordinar los movimientos musculares voluntarios y en mantener la postura, la estabilidad y el equilibrio.

Más específicamente, el encéfalo consta de los siguientes elementos:

  • protuberancia
    Parte profunda del encéfalo que se encuentra en el tronco encefálico y que contiene muchas de las áreas encargadas del control de los movimientos oculares y faciales.

  • bulbo raquídeo
    El bulbo raquídeo, la parte más baja del tronco encefálico es la parte más vital de todo el encéfalo y contiene importantes centros de control para el corazón y los pulmones.

  • médula espinal
    Haz largo de fibras nerviosas que se encuentra en la espalda, se extiende desde la base del encéfalo hasta la región lumbar y es la encargada de conducir los mensajes desde y hacia el encéfalo y controla muchos reflejos.

  • lóbulo frontal
    Porción más voluminosa del encéfalo, se encuentra en la región anterior de la cabeza; interviene en las características de la personalidad y en el movimiento.

  • lóbulo parietal
    Parte media del encéfalo que ayuda a una persona a identificar objetos y a comprender las relaciones espaciales (dónde se encuentra nuestro cuerpo con relación a los objetos que nos rodean). El lóbulo parietal también interviene en la interpretación del dolor y del tacto en el cuerpo.

  • lóbulo occipital
    Parte posterior del encéfalo que interviene en la visión.

  • lóbulo temporal
    Los lados del encéfalo o lóbulos temporales intervienen en la memoria, el habla y el sentido del olfato.

Razones para realizar el procedimiento

Se puede utilizar la RMN para examinar el cerebro y/o la médula espinal a fin de detectar lesiones o la presencia de anomalías estructurales u otras condiciones, como por ejemplo:

  • tumores

  • abscesos

  • anomalías congénitas

  • aneurismas

  • malformaciones venosas

  • hemorragia o sangrado en el encéfalo o la médula espinal

  • hematoma subdural (un área de sangrado localizado debajo de la duramadre o que cubre el encéfalo)

  • enfermedades degenerativas como la esclerosis múltiple, encefalopatía hipóxica (disfunción cerebral debido a la falta de oxígeno) o encefalomielitis (inflamación o infección del cerebro y/o la médula espinal)

  • hidrocefalia o líquido en el cerebro

  • hernia de disco o degeneración de los discos de la médula espinal

  • ayudar a planear cirugías en la columna vertebral, como la descompresión de un nervio pellizcado o fusión espinal

La RMN también puede ayudar a identificar la ubicación exacta de un centro funcional del encéfalo (la parte específica del encéfalo que controla una función como el habla o la memoria) para ayudar en el tratamiento de una condición del encéfalo.

Su médico puede recomendarle una RMN de la columna vertebral o del encéfalo por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Dado que no se utiliza radiación, no existe riesgo de exposición a la radiación durante un procedimiento de RMN.

Debido al uso de un fuerte campo magnético, la resonancia magnética nuclear no puede practicarse en pacientes con marcapasos, clipaje de aneurisma intracraneal, implantes cocleares, determinadas prótesis, bombas implantadas de infusión de medicamentos, neuroestimuladores, estimuladores del crecimiento óseo, determinados dispositivos de anticoncepción intrauterinos o cualquier otro tipo de implantes metálicos a base de hierro. La resonancia magnética también está contraindicada en presencia de objetos metálicos internos, como balas o esquirlas, así como grapas quirúrgicas, clavos, placas, tornillos, suturas metálicas o mallas de alambre.

Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su médico. Debido a la posibilidad de un aumento nocivo en la temperatura del líquido amniótico, no se aconseja la RMN en las pacientes embarazadas.

Por lo general, no se aconseja la RMN en pacientes epilépticos.

Si se utiliza material de contraste, existe el riesgo de una reacción alérgica al mismo. Los pacientes alérgicos o sensibles a los medicamentos, el material de contraste, el yodo o los mariscos deben informárselo a sus médicos.

Otras condiciones que se pueden ver afectadas por el uso de contraste para RMN incluyen otras alergias, asma, anemia, hipotensión arterial (presión arterial baja) y anemia drepanocítica.

Es posible que surjan otros riesgos, dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

Si su procedimiento implica el uso de material de contraste, se le pedirá que firme un formulario de consentimiento que le da permiso al médico para realizar el procedimiento. Lea el formulario cuidadosamente y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

Por lo general, no hay ninguna restricción especial en cuanto a la dieta o la actividad previa a un procedimiento de resonancia magnética.

Antes del examen, es extremadamente importante que le informe al técnico si alguna de las siguientes situaciones se aplica a usted:

  • sufre claustrofobia y cree que no podrá permanecer quieto dentro de la máquina de escáner, en cuyo caso le podrían dar un sedante

  • es portador de un marcapasos, o se le han sustituido las válvulas del corazón

  • tiene cualquier tipo de bomba implantada, como por ejemplo una bomba de insulina

  • tiene placas metálicas, clavos, implantes metálicos, grapas quirúrgicas o grapas de aneurisma

  • tiene fragmentos metálicos en algún lugar del cuerpo

  • tiene delineador de ojos o tatuajes permanentes

  • está embarazada o sospecha estarlo

  • ha sufrido alguna herida de bala

  • ha trabajado alguna vez con metal (por ejemplo, una trituradora de metal o soldadora)

  • tiene perforaciones corporales

  • tiene un dispositivo intrauterino (DIU)

  • está usando un parche medicinal

Dado que existe la posibilidad de que reciba un sedante antes del procedimiento, debe planificar que alguien lo conduzca hasta su hogar después del mismo.

En función de su estado clínico, su médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Foto de una película de RMN del encéfalo
RMN del encéfalo

La resonancia magnética puede realizarse en forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar según su condición y las prácticas de su médico.

Por lo general, una resonancia magnética de la columna vertebral y del cerebro sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, las joyas, anteojos, audífonos, horquillas para el cabello, prótesis dentales removibles u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Si se le pide que se quite la ropa, se le entregará una bata para que use.

  3. Si va a someterse a un procedimiento con contraste, se le pondrá una línea intravenosa (IV) en la mano o en el brazo para introducir el medicamento de contraste.

  4. Se acostará en una mesa de estudio que se desliza en una abertura grande y circular de la máquina de escáner. Se podrían utilizar almohadas y correas para evitar el movimiento durante el procedimiento.

  5. Se acostará en una mesa de estudio que se desliza en una abertura grande y circular de la máquina de escáner. Se podrían utilizar almohadas y correas para evitar el movimiento durante el procedimiento.

  6. El técnico estará en otro cuarto donde están situados los controles del escáner. Sin embargo, usted estará constantemente a la vista del técnico a través de una ventana. Los parlantes localizados dentro del escáner permitirán que el técnico se comunique con usted y lo escuche. Tendrá un botón para llamar al técnico si tiene problemas durante el procedimiento. El técnico estará vigilándolo en todo momento y estará en constante comunicación.

  7. Le darán tapones para los oídos o auriculares para ayudarle a bloquear el ruido que produce el escáner. En algunos auriculares puede escuchar música.

  8. Durante el proceso de escáner, se escuchará un chasquido a medida que se crea el campo magnético y los pulsos de las ondas de radio son enviados desde el escáner.

  9. Es importante que se quede muy quieto durante el examen, ya que cualquier movimiento podría provocar distorsión y afectar la calidad de la imagen.

  10. A intervalos, se le pedirá que contenga la respiración o que no respire durante algunos segundos, según la parte del cuerpo que se evalúe. Luego le indicarán cuándo puede respirar. Sólo se le pedirá que mantenga la respiración durante algunos segundos.

  11. Si se utiliza material de contraste para el procedimiento, puede sentir algunos efectos cuando se inyecta el contraste en la línea IV. Estos efectos incluyen sensación de sofoco o de frío, gusto salado o metálico en la boca, dolor de cabeza breve, comezón o náuseas y/o vómitos. Por lo general duran algunos instantes.

  12. Debe avisarle al técnico si tiene dificultades para respirar, sudoración, entumecimiento o palpitaciones del corazón.

  13. Cuando haya finalizado el procedimiento, la mesa de estudio se deslizará fuera del escáner y lo ayudarán a incorporarse.

  14. Se le quitará la línea intravenosa si fue insertada para la administración del contraste.

Si bien el procedimiento de resonancia magnética no produce dolor, tener que permanecer quieto durante el procedimiento puede causar alguna molestia o dolor, especialmente en el caso de una lesión reciente o un procedimiento invasivo como una cirugía. El técnico utilizará todas las medidas posibles para que se sienta cómodo y realizará el procedimiento lo más rápido posible para minimizar cualquier molestia o dolor que tenga.

En ocasiones, algunos pacientes con empastes metálicos en los dientes pueden experimentar un leve hormigueo en los dientes durante el procedimiento.

Después del procedimiento

Al levantarse de la mesa de estudio, deberá moverse lentamente para evitar mareos por haber permanecido acostado durante el procedimiento.

Si tomó sedantes para el procedimiento, le podrían pedir que descanse hasta que haya desaparecido el efecto de los mismos. También deberá evitar conducir.

Si se utiliza material de contraste durante el procedimiento, es posible que lo supervisen durante un tiempo para detectar posibles efectos secundarios o reacciones al material de contraste, como comezón, hinchazón, sarpullido o dificultad para respirar.

Si advierte cualquier dolor, enrojecimiento y/o hinchazón en la zona de la línea IV cuando llega a su hogar después del procedimiento, debe avisarle a su médico ya que podría indicar una infección u otro tipo de reacción.

De lo contrario, no se requiere ningún tipo de cuidados especiales después de una resonancia magnética del encéfalo y médula espinal. Puede retomar su dieta y actividades habituales a menos que su médico le indique lo contrario.

Su médico puede darle instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, según su situación en particular.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Academy of Neurological and Orthopaedic Surgeons (Academia Americana de Cirujanos Neurológicos y Ortopédicos)

American Academy of Neurology - Public Education (Academia Americana de Neurología - Educación Pública)

American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos)

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

Brain Injury Association of America (Asociación Americana para las Lesiones Cerebrales)

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional del Cáncer)

National Institute of Child Health and Human Development (Instituto Nacional de la Salud Infantil y del Desarrollo Humano)

National Institute of Neurological Disorders and Stroke (Instituto Nacional de las Enfermedades Neurológicas y del Derrame Cerebral)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

National Osteoporosis Foundation (Fundación Nacional para l a Osteoporosis)

National Stroke Association (Asociación Nacional de la Embolia Cerebral)

Scoliosis Research Society (Sociedad de Investigación sobre la Escoliosis)

Quick Find