AriaHealth.com

1-877-808-ARIA
< Go Back

Síndrome de Reye

¿Qué es el síndrome de Reye?

El síndrome de Reye es un trastorno que afecta el balance químico normal del cuerpo, lo que ocasiona un daño al cerebro, los riñones y el hígado. Es principalmente una enfermedad de la infancia, aunque puede darse a cualquier edad.

A medida que aumenta la inflamación en el cerebro, la presión dentro de la cabeza también puede aumentar. Este aumento de presión en la cabeza produce cambios neurológicos en el niño.

Tiene un comienzo muy rápido que puede ocasionar un estado de coma o la muerte del niño en cuestión de horas a partir de la aparición de los síntomas.

¿Cuál es la causa del síndrome de Reye?

Aún se desconoce la causa exacta del síndrome de Reye. Los casos más comunes del síndrome de Reye se presentan junto con infecciones virales previas, como la gripa o la varicela.

El síndrome de Reye generalmente afecta a niños entre los 4 y 12 años de edad, y es más frecuente a los seis años.

Algunos estudios muestran que existe una relación entre el síndrome de Reye y la ingesta de productos que contienen aspirina por parte de niños que padecen una enfermedad viral. Por consiguiente, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) y la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) han dado a conocer al público en general una serie de advertencias sobre la relación que existe entre la aspirina y el síndrome de Reye. Los padres no deberían dar aspirina a sus hijos, a menos que lo indique el médico.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Reye?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del síndrome de Reye. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. El niño puede padecer una enfermedad viral como una infección respiratoria, varicela o diarrea antes de experimentar síntomas causados por el síndrome de Reye. Los síntomas pueden incluir:

  • fontanela tensa o abultada (punto blando localizado en la parte superior de la cabeza de los bebés)

  • somnolencia o letargo

  • vómitos súbitos y prolongados

  • comportamiento combativo

  • respiración y frecuencia cardíaca rápidas

  • convulsiones

  • coma

  • presión intracraneana aumentada

  • aumento de la irritabilidad

  • llanto agudo

Los síntomas del síndrome de Reye pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Reye?

El diagnóstico del síndrome de Reye se realiza luego del comienzo repentino de síntomas específicos y una vez realizados los exámenes de diagnóstico. Durante el examen físico, el médico solicitará los antecedentes médicos completos de su hijo. El médico tal vez pregunte si recientemente el niño ha sufrido un resfriado u otra enfermedad viral y si ha tomado aspirina o algún medicamento que la contenga.

Para confirmar el diagnóstico del síndrome de Reye es posible que se lleven a cabo los siguientes exámenes:

  • análisis de sangre y prueba de la función hepática

  • análisis de orina y de heces

  • biopsia de hígado  -  se extrae del hígado una pequeña cantidad de tejido y se la estudia para diagnosticar distintas enfermedades.

  • electroencefalograma (EEG)  -  procedimiento que registra la actividad eléctrica continua del encéfalo mediante electrodos adheridos al cuero cabelludo.

  • punción lumbar (punción raquídea)  -  se coloca una aguja especial en la región lumbar, en el interior del conducto raquídeo (región que rodea la médula espinal). Por medio de este procedimiento se puede medir la presión que existe en el conducto raquídeo y en el cerebro. También puede extraerse una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo (LCR, líquido que baña el cerebro y la médula espinal de su hijo) y enviarla al laboratorio para comprobar la presencia de una infección o algún otro tipo de problema.

  • monitoreo de la presión intracraneana (PIC)  -  mide la presión en el interior de la cabeza del niño.

Tratamiento de síndrome de Reye

El tratamiento específico para el síndrome de Reye será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • la gravedad del trastorno

  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • las expectativas para la evolución del trastorno

  • su opinión o preferencia

Aunque no existe una cura para el síndrome de Reye, hay algunas opciones terapéuticas disponibles. La clave para el control médico de este síndrome es su detección precoz.

Un niño que padece síndrome de Reye necesita ser hospitalizado de inmediato en la unidad de cuidados intensivos y una vigilancia estrecha por parte del equipo del cuidado de la salud. Es una enfermedad seria que puede empeorar rápidamente.

El objetivo del tratamiento es vigilar y reducir la presión en la cabeza y proporcionar al niño cuidados de apoyo (tratamiento de los síntomas). Se utilizan, además, medicamentos para controlar la inflamación en el cerebro, las convulsiones, la fiebre u otros trastornos que pudieran presentarse.

La magnitud del problema dependerá de la gravedad del trastorno y de la presencia de problemas en otros aparatos y sistemas del cuerpo que podrían afectar al niño. En los casos más graves, es probable que deba utilizarse un respirador artificial para ayudar al niño a respirar más fácilmente.

Prevención del síndrome de Reye

Los padres deberían leer atentamente las etiquetas de los medicamentos y evitar darle a sus hijos productos que contengan aspirina cuando estén enfermos. Consulte al médico de su hijo acerca de los medicamentos y sus dosis.

Quick Find