AriaHealth.com

1-877-808-ARIA
< Go Back

Cómo Prevenir las Cicatrices y las Contracturas

Cómo prevenir las cicatrices después de una quemadura

Las cicatrices son marcas engrosadas que quedan una vez que una quemadura se ha curado. La mayoría de las quemaduras de segundo y tercer grado dejan algún tipo de cicatriz. Los fisioterapeutas trabajarán con su hijo para evitar o reducir la formación de cicatrices.

Usar indumentaria ajustada puede minimizar las cicatrices. Los niños con quemaduras profundas necesitan prendas que ejerzan presión sobre el área afectada. La indumentaria de presión son prendas ajustadas que se usa sobre las zonas quemadas para evitar la formación de cicatrices. Se las debe llevar puestas 23 horas por día (quitarlas sólo para bañarse) durante hasta dos años después de la quemadura.

Su niño deberá tener por lo menos dos juegos de indumentaria de presión, para llevar puesto siempre un juego mientras que el otro se lava. Deberá lavar y enjuagar a mano la indumentaria de presión, escurrirla con cuidado con una toalla, y colgarla para que se seque. No utilice blanqueadores ni ponga las prendas en la secadora ya que se dañarían. A medida que su hijo crezca, es probable que necesite prendas nuevas, más grandes.

Cómo prevenir las contracturas después de una quemadura

Las contracturas se producen cuando la cicatriz de la quemadura madura, se engrosa y tensa, e impide el movimiento. Una contractura es una complicación grave de una quemadura. Si su hijo desarrolla una contractura, no podrá mover la zona cicatrizada con normalidad. Por ejemplo, su niño puede tener dificultad para realizar actividades normales como vestirse, caminar, comer o jugar (en función de dónde se produzca la contractura). Es importante que permita a su hijo desenvolverse por sí mismo, independientemente del tiempo o la dificultad que enfrente al hacerlo. Esto le permitirá prevenir las contracturas y desarrollar independencia y confianza en sí mismo.

La mayoría de las quemaduras de segundo y tercer grado dejan algún tipo de cicatriz, no obstante, puede tomar ciertas medidas para minimizar las cicatrices y prevenir las contracturas, por ejemplo:

  • Uso de férulas
    A veces, después de una quemadura, el niño deberá usar una férula sobre la articulación para mantenerla recta y ayudar a evitar una contractura. Las férulas se deben usar sobre la prenda de presión.

  • Ejercicios de arco de movilidad
    Los ejercicios de arco de movilidad (su sigla en inglés es ROM) ayudan a mantener la flexibilidad de los músculos y las articulaciones de las extremidades quemadas. Un fisioterapeuta les enseñará a usted y a su hijo cómo realizarlos, para que contribuyan al proceso de curación.

  • Ejercitación
    Sea constante para realizar los ejercicios especiales que el fisioterapeuta de su hijo les ha indicado. Los ejercicios son muy importantes para mantener estirada la zona de la cicatriz y evitar una contractura densa, dura y tensa. Su hijo debe realizar los ejercicios aunque no sean de su agrado. Al final de los ejercicios, recompense a su hijo por su buen desempeño.

  • Incentivo de la independencia
    En la medida de lo posible, permita que su hijo realice las actividades cotidianas por sí mismo. Por ejemplo, permítale alimentarse, lavarse los dientes, cepillarse el cabello y vestirse. Incluso si es un poco difícil para el niño, deje que lo haga solo y supere la tentación de ayudarlo. Los movimientos generados por las actividades cotidianas ayudarán a mantener estirada la zona de la cicatriz. Su hijo deberá realizar ejercicios diarios de arco de movilidad según lo indique el fisioterapeuta o el médico del niño.

Quick Find