AriaHealth.com

1-877-808-ARIA
< Go Back

Evaluación del Primer Trimestre

¿Qué es la evaluación del primer trimestre?

La evaluación del primer trimestre es una combinación de ultrasonido fetal y análisis de sangre de la madre, realizada durante el primer trimestre de embarazo. Este proceso de evaluación puede ayudar a determinar el riesgo de que el feto tenga ciertos defectos de nacimiento.

La evaluación del primer trimestre consta de tres partes:

Ilustración del ultrasonido fetal del transabdominal
Click Image to Enlarge

  • Prueba de ultrasonido de translucencia nucal (TN) fetal
    La evaluación de translucencia nucal utiliza una prueba de ultrasonido para examinar el área de la nuca del feto y detectar mayor cantidad de fluido o engrosamiento.

  • Dos pruebas de suero (sangre) materno
    Estas pruebas miden dos sustancias presentes en la sangre de toda mujer embarazada:

    • detección de la proteína plasmática A asociada al embarazo (PAPP-A) - una proteína producida por la placenta al comienzo de la gestación. Los niveles anormales están relacionados con un aumento del riesgo de anormalidad cromosómica.

    • gonadotrofina coriónica humana beta libre (GCH) - hormona producida por la placenta al comienzo del embarazo. Los niveles anormales están relacionados con un aumento del riesgo de anormalidad cromosómica. 

Cuando se usan en conjunto, la prueba de translucencia nucal y la de sangre de la madre tienen una mayor capacidad para determinar si el feto podría tener un defecto congénito, como síndrome de Down, trisomía 18 o trisomía 13.

Si la evaluación del primer trimestre resulta anormal, es posible que haya que hacer pruebas adicionales, como un muestreo de vellosidad corial, una amniocentesis u otros procedimientos por ultrasonido para obtener un diagnóstico preciso.

¿Cómo se realiza la evaluación del primer trimestre?

Aunque los detalles específicos de cada procedimiento varían ligeramente, la evaluación del primer trimestre generalmente comprende las siguientes pruebas, que se deben realizar entre la décima y la decimocuarta semana de embarazo:

  • Una prueba de ultrasonido, generalmente transvaginal (en la que se introduce un transductor de ultrasonido a través de la vagina), se realiza para examinar el feto.

  • Se obtiene sangre de una vena de la madre y se envía al laboratorio para su análisis. 

La evaluación del primer trimestre no es 100 por ciento precisa. Se trata simplemente de una evaluación para determinar si hay mayor riesgo de que el feto tenga un defecto congénito. También ayuda a identificar a aquellas mujeres que podrían necesitar pruebas o supervisión adicionales durante el embarazo. Puede haber falsos resultados positivos, que señalan un problema aún cuando el feto esté realmente sano, o falsos resultados negativos, que señalan un resultado normal cuando en realidad el feto tiene un problema de salud.

Quick Find