AriaHealth.com

1-877-808-ARIA
< Go Back

Artrosis

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis, la forma más frecuente de artritis, es una enfermedad crónica degenerativa de las articulaciones que afecta principalmente a los adultos de edad media y a los ancianos. La osteoartritis se caracteriza por la desintegración del cartílago articular. A pesar de que puede ocurrir en cualquier articulación, por lo general afecta las manos, rodillas, caderas o columna vertebral. Esta enfermedad recibe también los nombres de artritis degenerativa y de enfermedad articular degenerativa.

Ilustración de un empalme artrítico de la cadera
Click Image to Enlarge

¿Cuál es la causa de la osteoartritis?

La osteoartritis puede clasificarse como primaria o secundaria. La osteoartritis primaria es de causa desconocida, mientras que la osteoartritis secundaria es la producida por otra enfermedad, una infección, una lesión o una deformidad. La osteoartritis se caracteriza por la desintegración del cartílago de la articulación. A medida que el cartílago se va desgastando, los extremos de los huesos se hacen más densos, formando crecimientos óseos o espolones que interfieren con el movimiento de la articulación. Además, trocitos de hueso y de cartílago pueden flotar en el espacio articular, y se pueden formar quistes llenos de líquido que limitan la movilidad de la articulación. Existen varios factores de riesgo asociados con la osteoartritis, entre los que se incluyen los siguientes:

  • La herencia  -  los defectos leves de las articulaciones, las articulaciones dobles (laxitud) y los defectos genéticos pueden contribuir al desarrollo de la osteoartritis.

  • La obesidad  -  el exceso de peso puede, con el tiempo, suponer un estrés excesivo sobre algunas articulaciones, como por ejemplo las rodillas.

  • Las lesiones o el uso excesivo  -  una lesión importante en una articulación, por ejemplo la rodilla, puede producir osteoartritis a la larga. Las lesiones pueden aparecer también como consecuencia del uso excesivo o del uso inadecuado de forma repetida durante un periodo largo de tiempo.

¿Cuáles son los síntomas de la osteoartritis?

El síntoma más frecuente de la osteoartritis es el dolor articular tras el exceso de utilización o la inactividad prolongada de la articulación. Las articulaciones que con mayor frecuencia resultan afectadas son las de la cadera, las rodillas, los dedos de las manos, los pies y la columna vertebral. Generalmente, los síntomas de la osteoartritis van progresando lentamente con el paso de los años. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la osteoartritis. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dolor en las articulaciones.

  • Rigidez de las articulaciones, especialmente tras un período de sueño o de inactividad.

  • Limitación del movimiento de la articulación a medida que progresa la enfermedad.

  • Molienda de las articulaciones al moverlas (en las fases más avanzadas de la osteoartritis) a medida que el cartílago se va desgastando.

Los síntomas de la osteoartritis pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la osteoartritis?

Además de una completa historia clínica y examen físico, la forma más común para diagnosticar la osteoartritis en un conjunto es por radiografía.

Tratamiento de la osteoartritis:

Los objetivos del tratamiento de la osteoartritis consisten en reducir el dolor y la rigidez de la articulación y mejorar la movilidad de la misma. El tratamiento específico de la osteoartritis será determinado por su médico basándose en:

  • Su estado general y su historia médica.

  • Que tan avanzada está la condición.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • El ejercicio.
    La gimnasia aeróbica regular y los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento pueden ayudar a aliviar los síntomas y el dolor asociados con la osteoartritis.

  • La aplicación de calor.
    Aplicar calor sobre la articulación afectada puede ayudar a aliviar el dolor.

  • La fisioterapia y la terapia ocupacional.
    La fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ayudar a reducir el dolor de las articulaciones, a mejorar su flexibilidad cuando se llevan a cabo las actividades cotidianas y a reducir el esfuerzo excesivo de la articulación.

  • Mantenimiento del peso.
    Mantener el peso adecuado o adelgazar (en caso de obesidad) puede ayudar a evitar o reducir los síntomas de la osteoartritis.

  • Los medicamentos.
    Los medicamentos para síntomas específicos pueden incluir los calmantes del dolor (en píldoras o en forma de cremas) y los medicamentos antiinflamatorios si existe inflamación.

  • Inyección de líquidos espesos en el interior de las articulaciones.
    Estos líquidos imitan el líquido normal de las articulaciones.

  • Cirugía articular.
    A veces es necesaria la cirugía para reparar o sustituir una articulación gravemente dañada.

Quick Find