AriaHealth.com

1-877-808-ARIA
< Go Back

Leucemia Linfocítica Crónica

¿Qué es la leucemia linfocítica crónica?

La leucemia linfocítica crónica (su sigla en inglés es CLL) es un cáncer de la sangre en el cual la médula ósea y los órganos del sistema linfático producen demasiados linfocitos, un tipo de glóbulo blanco.

Normalmente, los linfocitos combaten las infecciones produciendo anticuerpos que atacan los elementos dañinos. Pero en la leucemia linfocítica crónica, las células son inmaduras y existen en cantidad excesiva. Desplazan a otras células sanguíneas, y pueden almacenarse en la sangre, la médula ósea y el tejido linfático. Es una enfermedad que progresa lentamente.

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society) de los 44.270 casos de leucemia previstos para 2008, la LLC será responsable de 15.110 de los casos.

¿Cuáles son los síntomas de la leucemia linfocítica crónica?

Puede que no se noten síntomas en la fase temprana de la enfermedad. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la leucemia linfocítica crónica. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Debilidad persistente.

  • Nódulos linfáticos hinchados.

  • Aumento de tamaño del bazo.

  • Aumento de tamaño del hígado.

  • Anemia.

Los síntomas de la leucemia linfocítica crónica pueden parecerse a los de otros trastornos de la sangre o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómose diagnostica la leucemia linfocítica crónica?

Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la leucemia linfocítica crónica pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de sangre adicionales y otros procedimientos de evaluación.

  • Biopsia por aspiración y por punción de la médula ósea  -  un procedimiento que comprende la extracción de una pequeña cantidad de líquido de la médula ósea (aspiración) y, o de tejido sólido de la médula ósea (biopsia core o por punción), generalmente de los huesos de la cadera, para estudiar la cantidad, tamaño y madurez de los glóbulos y, o de las células anormales.

  • Punción raquídea/punción lumbar  -  se coloca una aguja especial en la parte baja de la espalda, en el interior del conducto raquídeo, que es la zona que rodea la médula espinal. Entonces se puede medir la presión que existe en la médula espinal y en el encéfalo. Se puede extraer una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo (su sigla en inglés es CSF) y enviarla al laboratorio para comprobar si existe una infección o algún otro tipo de problema. El líquido cefalorraquídeo es el líquido que baña el encéfalo y la médula espinal.

Tratamiento de la leucemia linfocítica crónica:

El tratamiento específico de la leucemia linfocítica crónica será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la enfermedad.

  • La fase de la enfermedad.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • Quimioterapia - Una nueva opción de tratamiento es el medicamento clorhidrato de bendamustina (Treanda®), que ha demostrado tener mejores resultados que el tratamiento usual, clorambucil (Leukeran®).  Este medicamento interrumpe la división celular y daña el ADN de las células tumorales, lo que causa la muerte celular.  Los efectos secundarios más frecuentes incluyen un menor recuento de células sanguíneas, fiebre, náuseas y vómitos.

  • Radioterapia.

  • Anticuerpos monoclonales (Rituxan o Campath).

  • Tratamiento de las complicaciones, como infección o anemia.

  • Leucoféresis (procedimiento para eliminar el exceso de linfocitos del cuerpo).

  • Trasplante de médula ósea o trasplante periférico de la célula de vástago de la sangre.

  • Esplenectomía (cirugía para extirpar el bazo).

Quick Find